Saltar al contenido

Como es el Gen del Cilantro

la genetica del cilantro

¿Conoces el gen del cilantro?

Algunos aman el sabor del cilantro, otros lo odian. Según los investigadores, la razón probablemente esté oculta en nuestros genes. De eso se trata el gen del cilantro.

El cilantro se parece un poco al perejil, pero a la hora de degustar está claro qué es

Amuchas personas les encanta el cilantro y no pueden obtener suficiente de la hierba aromática. Otros hacen muecas de disgusto ante la pequeña pizca de cilantro en su comida. La ciencia dice que todo es cuestión de genes. Más precisamente: el gen del cilantro. En el caso del cilantro, los investigadores han demostrado que, de hecho, existe un gen que determina si te gusta la hierba o no.

El asco del cilantro en números

En 2012, un equipo de investigación de la empresa “23andMe”, que se especializa en análisis de genes, evaluó 30.000 muestras de todo el mundo y obtuvo resultados interesantes. Según las proyecciones, el 14 por ciento de los africanos, el 17 por ciento de los europeos y el 21 por ciento de los asiáticos orientales están disgustados con el sabor jabonoso del cilantro. En países donde la hierba está muy presente en la cocina, como América del Sur, las cifras son significativamente menores.

El gen del cilantro

Después de muchas pruebas en el material genético de los sujetos, incluidos los gemelos, los investigadores pudieron identificar el gen del cilantro responsable: es el receptor de olor OR6A2. Este receptor está presente en el genoma en dos variantes diferentes, una de las cuales reacciona violentamente a los aldehídos (alcoholes de los que se ha extraído hidrógeno), como el cilantro que contiene en grandes cantidades. Si una persona acaba de heredar esta variante de sus padres dos veces, percibirá el sabor jabonoso del cilantro de manera particularmente intensa.

No obstante, los investigadores también enfatizan que acostumbrarse al cilantro también juega un papel importante en la percepción del gusto. Entonces, si a menudo come platos con cilantro, en algún momento ya no notará el sabor a jabón con tanta fuerza e incluso podrá disfrutar de las hierbas en algún momento. De cualquier manera, el área de investigación del cilantro está lejos de estar terminada: parece haber más de un gen del cilantro que nos estropea el apetito.